[FR] Entrevista a Mustapha Derras, Director de Investigación e Innovación de Berger-Levrault por La Voz del Parlamento

Compartir por correo electrónico
Entrevista de Mustapha Derras en la Voix du Parlement.

La Voix du Parlement es la revista francófona destinada a los líderes y decidores de la nación. Es un creador de pasillos entre los Ministros, Parlamentarios, Presidentes de sociedades, Organismos públicos o privados, en la escena nacional e internacional.
En el número de julio, entrevistaron a Mustapha Derras, Director de Investigación e Innovación Tecnológica de Berger-Levrault, que les habló del grupo, de su visión de la investigación y la innovación y de las perspectivas que tiene. Por supuesto, hemos recuperado la entrevista tal y como se publicó en la revista oficial.

¿Quiere presentar al Grupo Berger-Levrault?

Comprometido desde el año 2000 en la transformación digital al servicio de las colectividades y administraciones locales, de los establecimientos médico-sociales, del sector hospitalario, de las empresas, de las industrias y del mundo de la educación, el grupo, editor de la logística internacional, se ha convertido en líder del sector de la innovación y la investigación, participando en la apertura masiva de datos e interfaces inteligentes, de todo el potencial de la informática al servicio de la vida de la ciudad y del desarrollo sostenible. Una de las características de Berger-Levrault ha sido siempre la de anticiparse a las mutaciones de la sociedad, e incluso hacerlas evolucionar, ya sea en el ámbito de la globalización o de los avances tecnológicos.

¿Cuáles son los motores de BL 2025?

El proyecto estratégico BL 2025 se inició en 2020, con la crisis de la COVID-19, y ha puesto de manifiesto la importancia de nuestros compromisos en materia de responsabilidad social a largo plazo. Más que nunca, nuestras capacidades para innovar y reinventar sin cesar nuestras prácticas colaborativas, han hablado de su eficacia. Así pues, la investigación y la innovación siguen siendo el motor dominante de nuestra nueva estrategia, al igual que la humana. No prevemos el desarrollo de nuestra empresa en el ámbito de la informática sin el ejercicio de una responsabilidad social en todos los momentos y a todos los niveles.

¿Cuál es el lugar del hombre en Berger-Levrault?

Ponemos al ser humano en el centro de todos nuestros objetivos estratégicos, ya se trate de nuestros colaboradores, de nuestros clientes o del conjunto de los negocios que acompañamos. Hemos puesto en marcha una verdadera estrategia de Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) que ha dado lugar a numerosas iniciativas que ya estaban en marcha desde hace años. Pero, sobre todo, esta iniciativa sigue siendo un elemento central de la estrategia de Berger-Levrault, en la que el individuo desempeña un papel clave: desde hace mucho tiempo, permitimos a los profesionales que ejerzan su actividad en las mejores condiciones gracias a nuestras herramientas de alto rendimiento y a los usuarios que se beneficien en su vida cotidiana de servicios numéricos innovadores. Se trata también de nuestros colaboradores y ayudantes. Yo mismo llegué a Berger-Levrault en 2005 como Director Técnico. No me he reparado nunca, ya que el espíritu del grupo me ha proporcionado una fuente de entusiasmo constante. Hoy, como Director de Investigación e Innovación Tecnológica, me apasionan estas misiones de desarrollo de programas de investigación. El objetivo del grupo es que todos los colaboradores y ayudantes sepan y se desarrollen en sus misiones. Además, la investigación debe ser un compromiso fundamental del individuo. Lo comprobamos cada día al contacto de nuestros jóvenes doctores, doctorantes o incluso becarios que conllevan una inversión profundamente humana.

¿Cuáles son, en concreto, los grandes ejes de investigación e innovación del grupo?

Una parte de nuestra estrategia de investigación e innovación se basa en las técnicas de inteligencia artificial en las que trabajamos desde hace una década. Un segundo eje de investigación se refiere a las ordenaciones complejas que buscan optimizar los procesos, muchas de nuestras soluciones numéricas utilizan la planificación o la planificación de recursos. Es un sector muy importante para nosotros, con algoritmos heurísticos de alto nivel y algoritmos de inspiración biológica, por ejemplo, basados en los movimientos de las colonias de mosquitos. Nuestro tercer ámbito más importante es el del mantenimiento preventivo. Nos movilizamos, por ejemplo, para las ciudades duraderas en torno a modelos numéricos o para la industria 4.0 integrando los objetos conectados y, también, la inteligencia artificial pero bajo una forma embarcada. También quiero destacar la importancia de nuestros trabajos en ciencias humanas y sociales, y esto también desde hace una década. Se trata de un elemento esencial de nuestro proceso de investigación que nos permite integrarnos en numerosas evoluciones sociales.Para ello, ponemos en marcha soluciones de seguimiento del rendimiento, de la gestión, de los ciudadanos, de las familias y de los electores, del curso de la salud, de la acción social, de la dependencia, de la escolaridad o incluso de la enseñanza, guiadas por tres palabras clave: investigación, innovación y reparto. Movilizamos nuestra investigación en torno a dos grandes pilares. El primero se centra en el género logístico, que tiene que ver con las herramientas que nos permiten producir los códigos, y que se articula en torno al análisis y la producción automática de códigos, técnicas de transcodificación o transpilación, y la semántica de los lenguajes. Esta especificidad nos permite gestionar la obsolescencia tecnológica de nuestros productos y acompañar la evolución. Nuestro segundo pilar es la innovación de los productos, en relación con la evolución y la aparición de nuevos mercados, usos y necesidades de nuestros clientes. Participamos en la evolución de la investigación para desarrollar nuevas soluciones.

Las prácticas de colaboración son parte del ADN del grupo. ¿Podría hablarnos de las asociaciones estratégicas que lleva a cabo en Francia y en el extranjero?

Estamos convencidos de que las soluciones para el futuro sólo se pueden diseñar a partir de reflexiones compartidas entre las diferentes entidades y partes interesadas del grupo y a nivel internacional. Además, hemos establecido colaboraciones de investigación e innovación con expertos, grandes escuelas, universidades y el mundo literario. También colaboramos con los clientes, no sólo para recoger sus experiencias, sino también para reflexionar y construir nuestras soluciones innovadoras. Además, gracias a nuestra dimensión internacional, nos enfrentamos a necesidades, sociedades y culturas a veces muy diferentes. Es una riqueza, pero también una complejidad que nos obliga a analizar los contenidos y a trabajar con delicadeza, adaptándonos de forma muy precisa. Por ejemplo, los algoritmos inspirados en las colonias de mosquitos han dado lugar a dos productos que se han distribuido a clientes piloto, uno para el sector médico-social y otro para el mantenimiento asistido por ordenador. Este proyecto se ha llevado a cabo con el Instituto de Minas Telecom y con clientes de forma operativa. Actualmente se están estudiando otras declinaciones, y el campo de posibilidades es muy amplio. En cuanto a la Inteligencia Artificial, trabajamos desde hace años con el INRIA o incluso con el LAAS y hemos llevado a cabo con ellos varios proyectos de cooperación. Uno de ellos tiene que ver con el análisis documental y se aplica a las acciones de liberación de las colectividades. Otro ha permitido desarrollar una inteligencia embarcada para el ámbito del mantenimiento y se está difundiendo con nuestros clientes asociados, por lo que mantenemos relaciones múltiples con numerosas estructuras y entidades, siendo el enfoque colaborativo y la co-innovación un elemento fuerte de nuestra filosofía.

¿Por qué el grupo es un actor fuerte de la evolución de la sociedad?

Estamos al lado de los que cada día participan. Gracias a nuestras intervenciones en las colectividades territoriales, el mundo sanitario, el médico-social, la educación, las universidades y las escuelas, o incluso la industria, acompañamos a una sociedad en movimiento. Además, debemos anticiparnos a las grandes transformaciones mediante un uso de lo digital sin duda renovado. Esto no es un problema si el lema de BL 2025 es que Berger-Levrault sea un participante activo en la transformación de la sociedad. Queremos explorar el sentido de lo que la tecnología puede aportar a nuestros clientes.

¿Cuáles son sus próximos retos?

Portar un sistema de seguridad responsable, garantizar una confianza veraz y segura, es en sí mismo un verdadero desafío cotidiano. Si a esto le añadimos la complejidad de los usos y la continua evolución de las tecnologías numéricas, obtenemos la definición de los problemas principales que afectan a todos los editores de software. Debemos asegurar la permanencia de las tecnologías en las herramientas que utilizamos. Del mismo modo, en un mundo de conexiones incesantes, nos vemos obligados a fabricar cada vez más soluciones que se articulen entre sí, se mantengan, evolucionen y se integren en los sistemas existentes, respetando al mismo tiempo las reglas de seguridad y confidencialidad y las normas en constante evolución.Ir más allá es también ser más eficaz para el ser humano en cualquier circunstancia, ya sea para favorecer la expresión de la ciudadanía con la puesta en marcha de nuevos procesos electorales numéricos o para desarrollar herramientas de inteligencia destinadas a la salud.

Más ...

Ir arriba